Archivo de la categoría: Opinión o artículos ensayísticos

FUERZA DE CORAZÓN-Contra el acoso

Estándar

 

FUERZA DE CORAZÓN

Aunque de lágrimas se me inunde de vez en cuando el corazón, él es fuerte. Fuerte como yo. Una mujer valiente, con coraje, con mucha valía, sabia, con conocimiento de la vida y las ciencias humanas, sabedora de la naturaleza de las personas. Sensible ante el sufrimiento ajeno como al propio, este corazón late con fuerza y brilla cada día con más LUZ INTERIOR.

De él nace la fuerza de mi inteligencia, del amor por la vida, por mi familia, por las personas, por el mundo, por los animales, por la naturaleza. ¡Ay, los niños! Una gran debilidad son los niños, a los que adoro y disfruto con juegos y sonrisas y educándolos, pues mi alma protege al débil, al noble, al que sufre, a todos siempre.

A veces me pregunto para qué vine realmente a este mundo. Los últimos años de mi vida me han hecho más consciente de que vine para educar, para proteger, para enviar un mensaje a este mundo de locos, mis mensajes, pese a que otros intenten ocultarlos en el sensacionalismo, en la suciedad y podredumbre de sus basuras mentales, de su corrupción moral, de su manipulación de las verdades. Lo cierto es que lo que brilla asusta tanto como lo que es diferente. Yo, este diamante lo hago brillar más, no lo escondo, no lo atesoro; lo protejo, lo cultivo, lo cuido, lo hago relacionarse y comunicarse. Todos poseemos uno, un diamante hermoso. Muchos están sin pulir, son diamantes brutos y puros, pero que no tienen brillo. Nadie los ha trabajado. Tú no lo has trabajado en tu interior y por eso que no destaca ni resalta. Tu diamante es una preciada joya que el mundo aprecia; es tuya, debes darle forma, cultivarla, educarla, darle conocimiento, nutrirla de alegría y simpatía, de sonrisas y amor, de alma.

Unos atesoran el diamante y lo esconden, no da luz; otros, lo tenemos a la vista, perfeccionado con los años, incluso, otros lo expusieron públicamente;  pero brillan tanto, que otros malvados quieren apagarlo y opacarlo de nuevo con las sombras de la humillación, de la burla, del ridículo, del “te ignoro para que no me molestes y para destacar yo”, del “te juego sucio porque no puedo brillar si estás a mi lado”.

La vida debe estar equilibrada, entre el Bien y el Mal. A veces, vence el Bien y a veces el Mal. Ese diamante es bueno, es lo mejor que tienes y está dentro de ti.  Es el Bien frente al Mal. Son: tus buenas cualidades, tu ética y moral, tu amor, tus conocimientos, tu valor y coraje, tu alegría y ganas de vivir y tantas cosas más que podría mencionar.

Cuando el diamante es ensombrecido por un mundo de locos y cruel, puede que el diamante se esconda y ya no se note tanto su brillo. No, no has perdido valor. Él sigue ahí, esperando mejores tiempos. Eso es: la tristeza, el malestar, el dolor, el sufrimiento, la adversidad de la vida, la maldad ajena, la enfermedad.

No dejes que nadie opaque tu brillo interior. Ese diamante es más importante que el exterior y que cualquier cosa que poseas. Es más valioso y debes cuidarlo con mucho amor y luchar por su supervivencia. No lo apagues, no lo escondas, no dejes que otros lo opaquen.

 

¡BRILLA PRECIOSA JOYA!  Eres más fuerte de lo que crees y siempre lo serás.

 

En Las Palmas de Gran Canaria, a 3 de enero de 2017.

¡BIENVENIDO 2017!

Estándar

Nacemos, nos crían nuestros queridos padres -¡Gracias mamá!-, crecemos y avanzamos y pasamos a un nuevo año de vida.

Gracias a mis padres por darme la vida. Gracias a mi madre por haberme criado tan bien, dado amor, cuidarme cuando tenía hambre o estaba enferma, enseñarme la ética de la vida. Gracias a mi padre por enseñarme a luchar y trabajar duro, a sacrificarme cuando quería alcanzar una nueva  meta, por tu familia. Gracias a los dos por recordarme cada día lo que es el amor verdadero.

Espero que sigan muchos años conmigo y que sigamos creciendo y teniendo nuevos años. Y tras el Ocaso, que su amor llegue al Universo y hasta el infinito y más allá.

Les quiero. Te quiero mamá, mi belleza de Canarias.  Otro año más juntos con mi hermana, mis padres y mi familia querida. ¡Qué afortunada soy! ¡Gracias a la vida!

Gracias amigos por un nuevo año juntos. No hubiera sido posible sin ustedes. ¡BIENVENIDO 2017! Estamos preparados.

#Love #Family #Health #Welcome #2017 #HappyNewYear #Grateful #Thankful#Foryourloyalty #Graciasporestar #Thanksforyourfollow #ILoveYou #Mydearfriends#Instacool #Mydearfamily #Thankyouforthelife

El poder de la paz interior-¡Basta ya de Bullying y mobbing!

Estándar

Por Auxiliadora Rodríguez Suárez

 

Cuando llegas a la madurez a través de los años y el sufrimiento, los obstáculos, las luchas diarias, las derrotas, el fracaso, el dolor físico y emocional o psicológico que la vida nos trae a veces con las circunstancias que nos toca vivir, es un gran éxito sobrevivir a todo ello y llegar a conocerte mejor y a estar en paz contigo mismo. Hablo de una armonía interior que te hace pensar con claridad, saber dónde estás, quién eres de verdad, sentir intensamente la vida en sus pequeñas y grandes cosas, amar a los que te aman y a los que aprecias, vives y dejas vivir, coexistes en paz, con respeto, tolerancia y educación hacia todos los seres.

 

Sin embargo, si eres un ser de la luz, iluminado por el poder de la bondad, del corazón, del alma, de los buenos sentimientos, de los buenos deseos a los demás, de la felicidad interior, de la compasión, del amor, tu luz puede estorbar y molestar a los que viven en la oscuridad. Ese brillo con el que destacas y que has ganado limpiamente en las batallas de la vida puede verse enturbiado por las malas acciones, las malas palabras y la maldad de los demás.

 

El ser humano intenta destruir a sus semejantes con ataques sociales, persecuciones, guerras, discordias y sembrando chismes o tormentas en las vidas de otras personas. Esas personas, sin duda, necesitan ayuda, pues viven en las sombras, en la infelicidad, en lo turbio de este oscuro mundo, en el fango, y, no quieren salir de ahí, quizás por ignorancia, porque no conocen otra cosa, por fanatismo, porque su inteligencia no les lleva más lejos, porque su incultura es la pobreza moral, porque su naturaleza no está limpia de esas malas energías, que quieren, peligrosamente, contagiar a otros. Ellos querrán arrastrarte a su locura, al fango en el que viven y verter basura sobre ti y tu vida, para que formes parte de un sistema podrido y perdido en el que están sumergidos. No son capaces de ver luz y, dentro de la oscuridad de sus vidas, cualquier brillo en esa prisión les molesta e incordia.

 

A veces, logran perturbar nuestras vidas esas personas con el alma dolorida, amargada, perdida, sin darse cuenta que con ello no consiguen mejorar sus vidas, sino empobrecer la de todos y aunque su beneficio sea instantáneo, necesitarán seguir haciéndolo y atormentando a más y más y a ti de forma repetitiva, para sentir la gratificación del éxito conseguido, en su equivocada forma de ver la vida, pero eso solo les retroalimenta en esa realidad de la que no saben salir, como un continuo círculo vicioso.

 

Algunos logran salir de la oscuridad de este mundo y recuperarse y logran cambiar. Algunos, incluso, fuimos contagiados y el poder de la maduración, del tiempo, de la fortaleza interior, de la resiliencia, nos devolvió la salud que perdimos y volvimos a ser nosotros mismos, tras muchos años en los que esos pobres infelices nos sumieron en su oscuridad y su porquería mental. Se puede lograr salir de ahí. Podemos curarnos, volver a amarnos, pues lo primero que hacen contigo es destruir tu autoconfianza y tu autoestima, dañar tu imagen y tu reputación social, para aislarte, hacerte sentir impotente, hacerte perder el Norte y sumirte en la tristeza más absoluta y la soledad, porque saben que nadie te creerá. No te podías defender, pero renaces una y otra vez, fastidiando sus planes.

 

A eso hoy digo para siempre: ¡NUNCA JAMÁS! ¡NO LO PERMITIRÉ! ¡NO VOLVERÁ A PASAR!

 

Las mentiras y falsedades y la porquería vertidas sobre ti pueden hacer mucho daño, pero no son eternas y, tarde o temprano, se descubre la verdad; aunque estos seres oscuros querrán seguir manteniéndote entre sus garras, bajo su poder, en su oscuridad, y querrán volverte a atrapar una y otra vez en sus continuas trampas. Eso convierte tu vida en una lucha continua entre el Bien y el Mal, entre la Luz y la Oscuridad. Te conviertes en un guerrero por la justicia y la verdad, por la coherencia, por la paz, por la armonía, por todo lo bueno que anida en ti, frente a todo lo malo que cubre el mundo y a esos otros. A veces desfalleces, te desalientas, pero siempre te mantienes fuerte y sales a flote, porque lo que no te mata te hace más fuerte.

 

Te has ganado tu paz interior y tu fortaleza y será muy difícil conseguir derrotarte de nuevo. El sabio camina sereno hacia los retos y obstáculos, porque sabe que si fracasa, puede superarlo mañana y conseguir triunfar otro día.

 

PAZ PARA TODOS.

 

En Las Palmas de Gran Canaria, a 27 de diciembre de 2016.

 

MENSAJE DE NAVIDAD

Estándar

Hoy, de nuevo, otro año más, como decían los Mecano para Fin de Año, es Navidad. Todo paz y amor y felicitaciones a nuestros alrededor.

 

El mundo sigue siendo una jungla del terror, donde muchas fieras se pelean por despedazar víctimas o por conseguir más carnaza, o su trozo del pastel. Así me imagino las cenas navideñas numerosas o las familias numerosas: una batalla campal por la comida, por si acaso se acabe. Buena metáfora de la vida: un banquete con muchos invitados y con poca o insuficiente comida para todos. Algunos porque acaparan todo lo que pueden y otros porque no pueden luchar en igualdad de oportunidades.

 

¿Te preguntarás por qué lo digo? Pues porque nosotros somos una pequeña familia de cuatro personas y a veces de solo tres personas, y, las otras tres, menos yo, han perdido la ilusión por las Fiestas.

 

Para mí, estas fiestas son épocas, que pese a la dureza de mi vida, están para ser generoso, para oír canciones navideñas o que me inspiren paz y tranquilidad -yo disfruto mucho de la buena música en estas fechas y de la alegría de vivir-, para también felicitar a los que están lejos, a los que hace tiempo que no ves o no hablas, incluso si estáis peleados, a la familia, a los amigos o ex-amigos a los que ya has perdonado. Significa una reconciliación contigo mismo y con los demás. Para mí la Navidad es un periodo de tregua. No parece ser así para otros, que tienen el cuchillo, y no el de la cena de Nochebuena, siempre afilado para asestarte una puñalada. Yo los tengo preparados para hacer una rica comida. Lo hago como un detalle con ilusión y amor por mi familia, para que sus vidas sean más alegres en estas fiestas. No me resigno a la amargura de la tristeza y menos en estas fechas. No es que no vea las cosas horribles que ocurren en el mundo, es que necesito estar en paz al menos una época del año, tener felices días, tener ilusión por tantas cosas y porque sé que ellos me necesitan aunque nunca lo reconozcan.

 

Para mí, aunque signifique mucho trabajo, los detalles son importantes. Todo el año me preocupo de mi familia, pero, en mi caso, no solo significa recibir amor de los demás, sino, sobre todo, de DAR. Dedico mi tiempo a preparar el menú de las fiestas, a cocinarlos, a comprar las cosas, a hacer regalos en la medida de mis posibilidades, aunque también soy como los demás, me encanta RECIBIR: adoro los pequeños detalles de Navidad y los de Reyes, que siempre me sorprenden porque mi hermana los compra con mucha generosidad y amor y privándose ella de vivir bien para hacer ese sacrificio porque nosotros seamos felices.

 

El mío este nuevo año 2017 en Reyes, para mi familia, además de algunos anticipos ya, con el poco dinero que tenía, pues estoy en el paro y no tengo ingresos, es el de un álbum familiar con la historia de la familia en fotos en plan Scrapbooking. Sí, ese arte de decorar de forma ‘cuqui’ con papel, lazos, pegatinas, y todo lo que se te ocurra de forma original. SERÁ UN REGALO DEL AMOR. Amor por mi familia. Es lo mejor que les puedo dar. Es un detalle manual para el cual seleccioné las fotos, el material y al que le dedicaré estas Navidades tiempo de preparación.

 

Os lo recomiendo, pues cuando tus padres se hacen mayores y ya están olvidando hasta cualquier cosa y puede que hasta quiénes son, y cuando tu familia ha perdido ese espíritu de Navidad o de Fiestas, esa alegría de vivir, alguien debe mantener la llama encendida y brillando muy fuerte para alumbrarles. La memoria es corta en las edades avanzadas y hay detalles de los cuales nos olvidamos con el tiempo, es por eso, que quiero recordarle a mi familia lo importantes que son para mi y lo importantes que son los recuerdos como familia. Porque las fotos que hacemos generalmente retratan buenos momentos y no se lee lo triste a través de las sonrisas.

 

Creo que es mejor así, recordar lo bueno de la Historia familiar. Porque para Navidad y Reyes lo más importante es el AMOR y, si tienes FAMILIA, ellos valen más que cualquier regalo que hagas.

 

¡FELICES FIESTAS!

En Las Palmas de Gran Canaria, a 25 de diciembre de 2016.

albumdefotos20

DECLARACIÓN UNIVERSAL DE DERECHOS HUMANOS

Estándar

¿POR QUÉ HAY NECESIDAD DE QUE EXISTAN LOS DERECHOS HUMANOS UNIVERSALES?

Auxiliadora Rodríguez Suárez

 

No son obligaciones de los ciudadanos, son la reserva, la protección ante las injusticias, ante la maldad de este loco mundo, y son Universales, porque hoy día, no siempre ha sido así, todos somos considerados seres humanos, hasta los personajes más malvados, que hacen de la Justicia un circo a veces y con dinero la usan en su beneficio.

         Si el mundo fuera verdaderamente justo no se necesitaría salvaguardar los derechos de todo hombre, mujer, niño que existe en este planeta.

         Aunque a algunos jóvenes y personas no letradas les cueste creerlo, esta Declaración Universal de los Derechos Humanos, este reconocimiento a la Humanidad en toda su libertad, respeto, tolerancia, no siempre ha existido y, por desgracia, hoy día se vulnera todos los días en todas las partes del planeta. Un planeta de 7000 millones de personas, donde conviven todo tipo de condiciones: ricos, pobres, delincuentes, mafias, clases sociales de diferentes niveles, personas buenas y malas, personas solidarias, organismos de diversa índole nacional e internacional, encargados supuestamente de la seguridad de la mayoría, por el bienestar común.

         ¿Qué sucedió para que unos hombres tuvieran que ponerse de acuerdo para que esta Declaración, supuestamente a respetar en todo el planeta, fuera elaborada?

         Como siempre, el ser humano en sus intentos de someter y destruir a sus semejantes, por intereses económicos, envidias, y sobre todo poder, enfrentó a todo el planeta a una catástrofe de consecuencias gravemente dramáticas, que hoy día podrían llegar a repetirse y que en parte según algunos pensamos ya se está produciendo. Las guerras, ese mal endémico, desde que el hombre se organizó socialmente; los enfrentamientos entre grupos diferentes por los mejores territorios y recursos y los líderes nocivos y tiránicos en tiempos de crisis llevaron tras una Primera Guerra Mundial, a la devastadora y trágica Segunda Guerra Mundial donde millones y millones de personas perecieron en todo el orbe terrestre, entre ellos, por el famoso exterminio nazi que eliminaba a la gente por su origen, raza, orientación, discapacidad, etc., sin distinguir entre niños y adultos o nonatos.

         Contrariamente a lo que se pudiera pensar el mundo ha seguido sumido en guerras y las injusticias y la criminalidad son males endémicos de nuestras sociedades tan desiguales. Y muchos huyen de ellas buscando su salvación en tierras más seguras.

         Tras la Segunda Guerra Mundial se crearon organismos internacionales como la Sociedad de las Naciones Unidas y la OTAN, entre otras, esas en el bloque occidental. Aún el mundo sigue dividido entre las dos facciones, el Este y el Oeste, tras una larga Guerra Fría, que casi nos sume en un Holocausto nuclear. Era obvio que la necesidad fue la que derivó en este famoso documento que hoy tratamos aquí, y que los gobiernos siguen vulnerando a diario, los delincuentes, y demás entes malvados del mundo. La eterna lucha del ser humano entre el Bien y el Mal, que, tanto vemos reflejada en libros y películas de todo tipo, es una realidad en la humanidad.

         Pero, ¿en qué consiste la Declaración Universal de los Derechos Humanos? Bien, fue la Resolución 217 A (III), el 10 de diciembre de 1948 en París; en ésta se recogen en sus 30 artículos los derechos humanos considerados básicos, a partir de la carta de San Francisco (26 de junio de 1945) Así se la reconoce legalmente. Un acuerdo tácito firmado por las Naciones Unidas, cuya labor humanitaria en los sitios de guerra, aún es necesaria lamentablemente.

En numerosas convenciones, declaraciones y resoluciones internacionales de derechos humanos se han reiterado los principios básicos de derechos humanos enunciados por primera vez en la Declaración Universal de Derechos Humanos, como su universalidad, interdependencia e indivisibilidad, la igualdad y la no discriminación, y el hecho de que los derechos humanos vienen acompañados de derechos y obligaciones por parte de los responsables y los titulares de éstos. En la actualidad, todos los Estados Miembros de las Naciones Unidas han ratificado al menos uno de los nueve tratados internacionales básicos de derechos humanos, y el 80 % de ellos ha ratificado al menos cuatro de ellos, lo que constituye una expresión concreta de la universalidad de la DUDH y del conjunto de los derechos humanos internacionales.

FUENTE: ONU, Fundamento de las normas internacionales de derechos humanos.

 

A veces me pregunto si es la naturaleza humana la que necesita un cambio. Sinceramente, creo que sí, que si fuéramos menos egoístas e individualistas, más tolerantes y respetuosos, el mundo vivirá más en paz, pero no hay más que ver los cotilleos en los barrios entre los vecinos o bien los programas y realitys de televisión para darnos cuenta de la triste realidad. El mundo sufre una grave crisis de valores.

         Esos derechos son básicos e imprescindibles para todo ser humano y para tener una vida digna y voy a citarlos para que quede constancia aquí y queden claros para quiénes nunca hayan consultado el documento con una imagen resumida clarificadora:

los-derechos-humanos-9-728

 

Ahora nos enfrentamos a una posible Tercera Guerra Mundial y el mundo necesita más que nunca estos derechos, que deben cumplir como obligaciones hacia los otros los gobiernos, organismos y las personas o ciudadanos.

En Las Palmas de Gran Canaria, a 19 de octubre de 2016.

ASTRAL

Estándar

ASTRAL

 

Ayer asistí al cine a ver una película de Tim Burton, pero algo fuera del cine me llamó la atención: una gran lancha negra colocada en medio de la entrada y un letrero que decía ASTRAL. La verdad que no sabía de qué iba el tema. Era una lancha de goma de medio  tamaño. Sentí una gran sensación de inseguridad y temor si me montara en ella. No estoy ausente, sé cuáles son los problemas de este mundo y estoy concienciada con las desgracias de este mundo. Sufro, incluso lloro viendo estas noticias. Hoy día parece que estamos insensibilizados ante tanta noticia durante años y años, ya parece que nos da igual. Son extraños, extranjeros, que atracan a nuestras costas buscando una vida mejor.

Desconocía que Jordi Évole hubiera hecho un documental sobre las pateras y la inmigración y Astral es el nombre de un velero cedido por un millonario a una ONG para asistir en alta mar a los pobres y valientes hombres, mujeres y niños que se aventuran en el Mediterráneo, pagando una enorme cantidad de dinero tras vender todas sus posesiones (cabras, vacas, casas, tierras) para aventurarse en una lucha contra el mar y sus inclemencias, tormentas, remolinos, frías y gélidas, sin saber nadar, pasando frío, hambre, sed, miserias, abocados a la lucha por la supervivencia y enfrentándose a la Muerte más cruel, el ahogamiento o no resistir un viaje de Kilómetros hacia lo que ellos consideran el “sueño europeo”.

No puedo quedarme callada e impasible ante la muerte de miles de personas cada año. Es un drama, junto con el de los refugiados. ¿Me meteré en problemas? Seguro, pero ya estoy acostumbrada. Soy un ser humano y aunque no haya visto Astral, desearía verla, pese a que su crudeza me cause sufrimiento, debido a mi hipersensibilidad.

Como historiadora sé cómo es la navegación más precaria, enfrentarse al mar, en cascarones y las duras travesías que pueden perderte en un limbo acuoso o bien ir a la deriva y a la inseguridad de una posible muerte segura por inanición, sed, ahogamiento, tiburones o demás peligros. Hace años, cuando era adolescente, leí la magnífica obra “Relatos de un naúfrago” de Gabriel García Márquez, y era desolador y reconozco el gran talento de este admirado escritor por su manera de explicar cómo se siente un naúfrago y su desesperanza en alta mar. Yo, sinceramente, apenas he viajado en barco en mi vida, pero ya ir en Ferry para mi es aterrador e increíblemente mareante. No quiero imaginarme cómo sería para estas personas enfrentarse  a una patera o un barco que no tiene ninguna comodidad, si a eso se le puede llamar barco. Son pateras y el drama humanitario es que en ellas está muriendo gente, cuyos cuerpos son lanzados al mar tras su fallecimiento para recibir el cobijo de las frías aguas de su esperado camino hacia un ansiado futuro.

El peor drama es no ser rescatado, pero el llegar a tierras europeas es ya otra cosa, en la que no voy a entrar.

¿Qué pueden sentir estos seres humanos ante todo esto? Esperanzas, miedo, terror a la muerte, frío, hambre, sed, inseguridad, la aterradora realidad de no saber nadar, desesperación. Me conmovió cómo el otro día vi en las noticias cómo muchos se lanzaban al agua sin saber nadar -yo apenas sé nadar también. Es angustioso- porque venían en su rescate la Guardia Civil y las ONGs y otros organismos europeos. Esos hombres estaban desolados y desesperados por salir de esa lancha, días y días, a veces a la deriva, perdiendo la fe en la humanidad, pero agarrándose a la vida, con lo único que les queda, la esperanza.

Hoy están poniendo la película “Naúfrago” en la tele con Tom Hanks; aún recuerdo cuando la vi, incómoda en la primera fila, en un cine de la Gran Vía de Madrid en el 2001. Como detalle, el cine estaba a rebosar.

Creo que tengo una deuda pendiente con Jordi Évole (anoche le oí hablar de ello en su canal de televisión) y debería ver su documental, porque me ha removido la conciencia ver esa lancha negra colocada en el Multicines Monopol, donde la proyectan y conociendo la Historia de la Navegación de la Humanidad como la conozco me daría vergüenza ignorar algo así. ¡Gracias Capitán Évole, por ser luz entre tanta oscuridad! Tienes mi respeto y reconocimiento y espero que eso te sirva también.

En Las Palmas de Gran Canaria, a 16 de octubre de 2016.

astral

Auxi

CUANDO ERES POBRE PERO BRILLANTE

Estándar

CUANDO ERES POBRE PERO BRILLANTE

A veces me siento tan sola y frustrada como Van Gogh. Sí, ese pionero del que hoy día otros venden sus obras a cambio de millones de dólares, entre las más valoradas y caras de la Historia del Arte. Ese que se volvió loco y se cortó una oreja y se la envió a su hermano. Sí, Van Gogh y yo tenemos cosas en común: somos pobres, o él lo fue, estuvo en la verdadera miseria. Por suerte, yo me quiero y amo mucho a mí misma y nunca atentaría contra mí y la verdad que soy prácticamente inofensiva, siempre positiva, amable, educada, solidaria, generosa y bondadosa con los demás, simplemente porque soy así naturalmente, no lo finjo como muchos.

            Como él, no estoy siempre feliz. Suelo estar sola, pues éstos son malos tiempos. Él se refugiaba en sus pinturas y yo en mis obras literarias o ensayísticas o históricas. Sí, somos pobres, ¿pero qué? Siempre hay un pero. La vanguardia, el estar adelantado a tu tiempo, el pensamiento divergente, las buenas habilidades y talento no siempre van acompañados de dinero ni de éxito, en muchas ocasiones, por la incomprensión, odio, menosprecio, aislamiento social al diferente. Sé lo que él sentía, frustrado por solo vender una pintura en toda su vida.

Al igual que la mayoría de españoles sé lo que no es llegar a final de mes, lo que es tener un contrato basura, hasta trabajar 6 horas y media por 400 tristes euros en trabajos duros y peligrosos y mal reconocidos. Al igual que muchos, he ganado solo 600 euros y he tenido que ajustarme a un presupuesto privándome de muchas cosas, de ocio, de conciertos que me hacían ilusión, de la cuota del gym, para pagar mis gastos fundamentales, mi comida, mi teléfono, el transporte, y además, con ese poco dinero ahorrar para los largos periodos de paro crónico y ostracismo laboral, hasta en época de bonanza económica, antes de esta crisis. Sé lo que es trabajar de cualquier cosa y que te despidan sin merecer tal trato, solo por no cumplir unos objetivos. Y también sé, señores diputados, lo que cuesta un café en la calle y lo que es no tener un solo euro en el bolsillo para tomarme uno al día. Sé lo que es pasar estrecheces, miserias, hambre, el ser considerado nadie y ser ninguneado y expulsado de la sociedad. ¿Quieren más ejemplos? Yo no soy cualquier ciudadana: soy licenciada, tengo casi el doctorado terminado, tengo máster, posgrado casi y miles de cursos y experiencias laborales de todo tipo, pues no se me caen los anillos, durante más de 18 años. Trabajaba desde los 21 años y sé lo que es la mucha precariedad e injusticia con los pobres de este país, sé lo que sienten y lo que sufren. Tanto talento y futuro desperdiciado para no haber cotizado más que un año y medio en toda mi vida. Por no tener otra cosa a la que atenerte, por aceptar lo poco que querían darte, sus migajas y porque muchos trabajamos en condiciones precarias, somos becarios muchos años y no se nos valora como realmente merecemos ni se nos retribuye acorde a nuestra titulación y valía personal ni cotizamos. No es de extrañar que miles de jóvenes talentosos del país hayan buscado trabajo fuera y algunos hasta estén malviviendo o pasando muchos sacrificios para sobrevivir, porque eso es mejor que no tener derecho a nada en el paro durante 6 años, sin ingresos y vivir de la caridad de tus padres pensionistas y tu hermana que se mata a trabajar diariamente sin descanso más de 12 horas, en un trabajo duro, que nos mantiene y sustenta a todos.

            Sé lo que es sufrir que a tu padre le despidan cuando ya solo le quedaban dos años para retirarse del trabajo y sé las trampas y abusos de la patronal en estos casos. Vivimos mucha escasez y mi padre perdía la salud sacando constantemente cuentas con un excell que él mismo aprendió a hacer solito y usar sin ayuda de nadie y ¡tan bien que lo hace!, para ahorrar todo lo posible. Pidiendo ayuda a los familiares. A veces te sorprenden y todo.

            También sé lo que es que el gobierno abuse de sus poderes para someterte y mantenerte bajo su yugo cruel y te impidan prosperar en la vida. Sé lo que es buscar activamente empleo y acudir al paro, que solo parece necesitarme y quererme para hacer muchos más cursos, cuando las empresas no quieren más que una página de currículum, exigen mucho para pagar poco, pero tu cv no debe pesar más que el de ellos. ¿En qué quedamos? ¿Tenemos que ser eternos estudiantes y nunca maestros ni trabajadores? ¿Quién sostendrá las pensiones si el gobierno no hace nada para emplear y mejorar el empleo de las muchas personas que vivimos en precario y trabajamos en las peores condiciones?

            ¿Y ahora qué? Otro curso más terminado con mucho sacrificio, pues llevo más de cuatro años haciendo cursos intentado reinventarme y cambiar mi vida para mejor y mi futuro y sigo siendo como el pobre Van Gogh. ¿De verdad que el esfuerzo y el sacrificio es la clave del éxito? ¿O es el enchufe el que tiene superpoderes en este país? Actualmente no tengo nada de cash, ni un solo euro en efectivo ni en mi cartera ni en mi monedero, no tengo más que unos euros en el banco para pagar mi móvil y nunca salgo, cuido de mis padres ya mayores y enfermos, y mi único triste consuelo es ir a la peluquería a hacerme el bigote y las cejas porque ya no tengo para más. Endeudados hasta las cejas, en situación crítica y malviviendo cada mes, día a día, sin perder la generosidad, porque quién menos tiene es el que más da.

¿De verdad creen estar preparados para comprender y dirigir un país cuya situación de la mayoría social es ésta? ¿Y después qué? El miserable y conocido: ¡Que se jodan! O el típico burletero: ¡Loser people! ¡Perdedores! La burla cruel y el escarnio público y el cebarse aún más y abusar más aún del pobre que ha caído en desgracia y que siempre ha sido pobre.

Si no has vivido esto, es que no conoces España ni te importa un carajo. Sobrevivir en la jungla de los pobres no es fácil. En este país solo los ricos viven bien, los pobres pasamos sacrificios y miserias y pena y angustia por no saber si te va a salir el próximo trabajo, si podrás incluso trabajar. La angustia te ahoga diariamente y aún así, jamás nos rendimos, seguimos luchando, afinando los métodos, el ingenio. Porque si eres como Van Gogh no te queda más remedio. Para que a tu muerte, otros se lleven el beneficio de tus obras y ganen millones a costa de tu trabajo: bancos, lobbies, gobiernos, museos, etc.

¡Esto es España, pero, siempre hay un pero, es la España real, no la que ustedes tienen en mente en su burbuja de fantasías y de derroches y de privilegios!

Hoy he escrito esto preocupada por mi futuro y cabreada por tantas injusticias, porque estoy harta de tantas mentiras y promesas y de tanta canallada.

En Las Palmas de Gran Canaria, a 8 de septiembre de 2016.

NATIVE AMERICAN INDIAN PEOPLE

Estándar

NATIVE AMERICAN INDIAN PEOPLE

¡CONCIENCIÁTE! A LA TIERRA LE COSTÓ MILLONES DE AÑOS CONSTRUIR LA VIDA.

NO DESTRUYAS LO QUE TANTO CUESTA Y TAN BARATO SE DESTRUYE.

Luchando sola frente a la tormenta y alimentando al lobo de la luz, frente a la oscuridad de la noche que nos ciega. Las lágrimas las oyen los sordos tras los cantos del viento y el sonido de su violín atormentado y unas voces sagradas que se trasladan más allá de los tiempos.

Dicen que con ellas retorna la inocencia de la humanidad, pero, en realidad, son el mejor ejemplo de sabiduría ancestral de unos pobladores primitivos que caminaban semidesnudos por las praderas y cazaban en tribus y pescaban cerca de un río. El amor yacía en cada roca, prado, o en cada árbol, o tipi del poblado.

Y los niños correteaban y aprendían de los ancianos a ser como los mayores. Su devoción por la Tierra y los espíritus sagrados de la Naturaleza llevaba cientos de años entre ellos y aún sigue ahí. Sus cantos, sus historias, sus anécdotas eran contadas en las reuniones de los guerreros y de toda la tribu en torno a sus fiestas por alguna victoria o una buena caza. Era en los ancianos donde residía la sabiduría ancestral y se transmitía de padres a hijos, y así llega hasta nosotros: que fuimos primero viles conquistadores que expropian lo ajeno y, luego, de nuevo, aprendices y visionarios de otra realidad distinta. Hemos aprendido a escuchar por fin, pero no lo suficiente. Creemos que son salvajes e ignorantes, pero aún nos queda mucho por aprender.

Mientras no escuchemos como estos hombres y mujeres hacían con la Naturaleza, la vida decaerá lentamente, se destruirán bosques, se desecarán lagos y ríos, morirán los mares y sus especies, las tierras caerán bajo sus volcanes y sus miles de temblores, estertores de una VIDA, la Tierra, que muere. Nos lanzan mensajes todos los días y no queremos oír.  Se ahogan, lloran ácidamente sobre nuestras cabezas y no hacemos nada. Somos como aquel tonto que se lanza de cabeza al abismo seguido de otros tontos. Solo un sabio supo verlo hace más de cien años. Un manifiesto de un jefe indio que no todos conocen, en respuesta a una carta de compra de sus tierras que hoy conocerás a través de mi guía:

 

CARTA DEL JEFE INDIO Noah Sealth, 1854

“¿Cómo se puede comprar o vender el firmamento, ni aun el calor de la tierra? Dicha idea nos es desconocida.

Si no somos dueños de la frescura del aire ni del fulgor de las aguas, ¿Como podrán ustedes comprarlos?

Cada parcela de esta tierra es sagrada para mi pueblo. Cada brillante mata de pino, cada grano de arena en las playas, cada gota de rocío en los bosques, cada altozano y hasta el sonido de cada insecto, es sagrada a la memoria y el pasado de mi pueblo. La savia que circula por las venas de los arboles lleva consigo las memorias de los pieles rojas.

Los muertos del hombre blanco olvidan su país de origen cuando emprenden sus paseos entre las estrellas, en cambio nuestros muertos nunca pueden olvidar esta bondadosa tierra puesto que es la madre de los pieles rojas. Somos parte de la tierra y asimismo ella es parte de nosotros. Las flores perfumadas son nuestras hermanas; el venado, el caballo, la gran águila; estos son nuestros hermanos. Las escarpadas peñas, los húmedos prados, el calor del cuerpo del caballo y el hombre, todos pertenecemos a la misma familia.

.

Por todo ello, cuando el Gran Jefe de Washington nos envía el mensaje de que quiere comprar nuestras tierras, nos están pidiendo demasiado. También el Gran Jefe nos dice que nos reservara un lugar en el que podemos vivir confortablemente entre nosotros. El se convertirá en nuestro padre, y nosotros en sus hijos. Por ello consideraremos su oferta de comprar nuestras tierras. Ello no es fácil, ya que esta tierra es sagrada para nosotros.

El agua cristalina que corre por los ríos y arroyuelos no es solamente agua, sino que también representa la sangre de nuestros antepasados. Si les vendemos tierras, deben recordar que es sagrada, y a la vez deben enseñar a sus hijos que es sagrada y que cada reflejo fantasmagórico en las claras aguas de los lagos cuenta los sucesos y memorias de las vidas de nuestras gentes. El murmullo del agua es la voz del padre de mi padre.

Los ríos son nuestros hermanos y sacian nuestra sed; son portadores de nuestras canoas y alimentan a nuestros hijos. Si les vendemos nuestras tierras, ustedes deben recordar y enseñarles a sus hijos que los ríos son nuestros hermanos y también los suyos, y por lo tanto, deben tratarlos con la misma dulzura con que se trata a un hermano.

Sabemos que el hombre blanco no comprende nuestro modo de vida. El no sabe distinguir entre un pedazo de tierra y otro, ya que es un extraño que llega de noche y toma de la tierra lo que necesita. La tierra no es su hermana, sino su enemiga y una vez conquistada sigue su camino, dejando atrás la tumba de sus padres sin importarle. Le secuestra la tierra de sus hijos. Tampoco le importa. Tanto la tumba de sus padres, como el patrimonio de sus hijos son olvidados. Trata a su madre, la Tierra, y a su hermano, el firmamento, como objetos que se compran, se explotan y se venden como ovejas o cuentas de colores. Su apetito devorara la tierra dejando atrás solo un desierto. No se, pero nuestro modo de vida es diferente al de ustedes. La sola vista de sus ciudades apena la vista del piel roja. Pero quizá sea porque el piel roja es un salvaje y no comprende nada.

No existe un lugar tranquilo en las ciudades del hombre blanco, ni hay sitio donde escuchar cómo se abren las hojas de los árboles en primavera o como aletean los insectos. Pero quizá también esto debe ser porque soy un salvaje que no comprende nada. El ruido parece insultar nuestros oídos. Y, después de todo, ¿Para qué sirve la vida, si el hombre no puede escuchar el grito solitario del chotacabras ni las discusiones nocturnas de las ranas al borde de un estanque? Soy un piel roja y nada entiendo. Nosotros preferimos el suave susurro del viento sobre la superficie de un estanque, así como el olor de ese mismo viento purificado por la lluvia del mediodía o perfumado con aromas de pinos. El aire tiene un valor inestimable para el piel roja, ya que todos los seres comparten un mismo aliento – la bestia, el árbol, el hombre, todos respiramos el mismo aire. El hombre blanco no parece consciente del aire que respira; como un moribundo que agoniza durante muchos días es insensible al hedor. Pero si les vendemos nuestras tierras deben recordar que el aire no es inestimable, que el aire comparte su espíritu con la vida que sostiene. El viento que dio a nuestros abuelos el primer soplo de vida, también recibe sus últimos suspiros. Y si les vendemos nuestras tierras, ustedes deben conservarlas como cosa aparte y sagrada, como un lugar donde hasta el hombre blanco pueda saborear el viento perfumado por las flores de las praderas. Por ello consideraremos su oferta de comprar nuestras tierras. Si decidimos aceptarla, yo pondré una condición: El hombre blanco debe tratar a los animales de esta tierra como a sus hermanos.

Soy un salvaje y no comprendo otro modo de vida. He visto a miles de búfalos pudriéndose en las praderas, muertos a tiros por el hombre blanco desde un tren en marcha. Soy un salvaje y no comprendo como una maquina humeante puede importar más que el búfalo al que nosotros matamos solo para sobrevivir.

¿Qué sería del hombre sin los animales? Si todos fueran exterminados, el hombre también moriría de una gran soledad espiritual; Porque lo que le sucede a los animales también le sucederá al hombre. Todo va enlazado.

Deben enseñarles a sus hijos que el suelo que pisan son las cenizas de nuestros abuelos. Inculquen a sus hijos que la tierra esta enriquecida con las vidas de nuestros semejantes a fin de que sepan respetarla. Enseñen a sus hijos que nosotros hemos enseñado a los nuestros que la tierra es nuestra madre. Todo lo que le ocurra a la tierra le ocurriría a los hijos de la tierra. Si los hombres escupen en el suelo, se escupen a si mismos.

Esto sabemos: la tierra no pertenece al hombre; el hombre pertenece a la tierra. Esto sabemos. Todo va enlazado, como la sangre que une a una familia. Todo va enlazado.

Todo lo que le ocurra a la tierra, le ocurrirá a los hijos de la tierra. El hombre no tejió la trama de la vida; el es solo un hilo. Lo que hace con la trama se lo hace a si mismo. Ni siquiera el hombre blanco, cuyo Dios pasea y habla con el de amigo a amigo, queda exento del destino común.

Después de todo, quizás seamos hermanos. Ya veremos. Sabemos una cosa que quizá el hombre blanco descubra un día: nuestro Dios es el mismo Dios. Ustedes pueden pensar ahora que El les pertenece lo mismo que desea que nuestras tierras les pertenezcan; pero no es así. El es el Dios de los hombres y su compasión se comparte por igual entre el piel roja y el hombre blanco. Esta tierra tiene un valor inestimable para El y si se daña se provocaría la ira del creador. También los blancos se extinguirán, quizás antes que las demás tribus. Contaminan sus lechos y una noche perecerán ahogados en sus propios residuos. Pero ustedes caminaran hacia su destrucción, rodeados de gloria, inspirados por la fuerza de Dios que los trajo a esta tierra y que por algún designio especial les dio dominio sobre ella y sobre el piel roja. Ese destino es un misterio para nosotros, pues no entendemos por qué se exterminan los búfalos, se doman los caballos salvajes, se saturan los rincones secretos de los bosques con el aliento de tantos hombres y se atiborra el paisaje de las exuberantes colinas con cables parlantes. ¿Dónde está el matorral? Destruido. ¿Dónde está el águila? Desapareció. Termina la vida y empieza la supervivencia.”

The speech of Noah Sealth, anglicized as Chief Seattle, was delivered in Seattle in the autumn of 1854 in response to an address by Isaac Ingalls Stevens, Governor of Washington Territory and the Commissioner of Indian Affairs.

 

Él lo expresó mejor que yo en su día. Sus palabras hablan por mí y mis sentimientos, por los de la humanidad que no quiere que el mundo desaparezca o que empeoren sus condiciones de vida. No olvidemos sus espíritus guías, son sabios. ¿Cuando no quede ya ni una sola triste hoja en la tierra ni agua potable que beber, nos seguirán llamando locos?

 

En Las Palmas de Gran Canaria, a 5 de septiembre de 2016.

 

CADENAS ROTAS

Estándar

 

El mundo tiene nuevos colores.

A veces no veo más que grises y días plomizos.

Sin embargo, las certezas son menos que las incertidumbres.

El desconocimiento, el no saber, el no entender de qué va toda esta historia me confunde a todas horas.

Francamente, no sé qué juego es éste. Si es una tortura, un divertimento a nivel mundial, o realmente, una extraña historia o rareza.

Lo cierto, es que me gusta oír música, me alivia los pesares, me hace relajarme, me encantan los videoclips. Para mí la música es un lenguaje más, como al parecer para ti.

El mundo se comunica. Descubro nuevas gentes, viejas maravillosas gentes, no por edad, sino porque llevan en mi vida mucho tiempo. Estoy en paz, en armonía, en plena conciencia, en total cordura, en sentido, en rumbo hacia mi futuro. Barajo muchas posibilidades; no cierro puertas a lo nuevo que tiene que venir, sin embargo, la cautela me hace meditar diariamente, reflexionar sobre los pros y los contras. ¿No lo entiendes?

Nunca he creído en el amor a primera vista. Nunca he creído que el amor surge de la nada. No se puede conocer bien a una persona de la nada. Las relaciones se construyen día a día, en la cercanía, en el conocimiento mutuo. No se puede construir nada en terreno baldío. Yo creo en los cimientos que construyen edificios nuevos y sólidos. Yo creo en un futuro estable. Yo creo en las relaciones serias, no en las historias pasajeras. Eso es lo que siempre he querido, y nunca he encontrado en nadie. Lo más parecido fue él. Por eso le estimo mucho.

En la vida raramente ocurren esas casualidades de encontrar una persona afín e igualmente madura y comprometida, que reme al mismo ritmo, en la misma dirección, en el barco de la vida. Me costó darle ese lugar. No se lo daré a nadie fácilmente. Se lo tiene que ganar. Yo confío, pero en realidad dudo de todo, hasta de mí. No creo en las verdades universales, pero sí creo en mis principios, en mí misma. Hoy día apuesto por mí. No necesito nadie más que yo misma para sentirme bien y ser feliz. Los demás son acompañantes. Yo ya estoy completa y plena. Los demás hacen más luminoso u oscuro mi día. No puedo dividirme y desfragmentarme como un disco duro, como hice con él. Me perdí en esos momentos. No me encontré. Fui yo, pero le cedí mi vida y mi timón. Nunca más sucederá eso. Ahora lo llevo yo. Gobierno yo, me gobierno yo sola. No necesito más que apoyos, cariño y amigos. El amor es una bonita casualidad, un feliz encuentro. Pero no ha habido eso: encuentros. Tienes más miedo tú que yo. Tienes miedo al rechazo. Yo no te puedo prometer nada. Porque básicamente no te conozco. No puedo darte algo que surja de la nada. Te puedo perdonar, pero no confiaré en ti fácilmente, porque ya una vez me maltrataste y traicionaste. Y tú sigues ahí haciendo no sé qué exactamente. Sigues con tu juego del escondite, tras esa pantalla, sin dar la cara. ¿Quién puede confiar fácilmente en un cobarde, en alguien tan voluble, que de un día pasó a maltratarme y al otro pasó directamente a declararme su amor? ¿De qué vas?

Quiero oír música, sí, me encanta, y tú sigues ahí, en medio, estorbando y espantando a todo el mundo, haciéndome perder el tiempo con tus titubeos. Eres el perro del hortelano, no comes ni dejas comer. Libérame. Dicen que yo te ato y no es así. Eres tú quién me tiene presa. No me has dado cuartel ni me has dejado en paz. He tenido que alejarme para sentirme más libre. Siempre espiando y controlando y celando. Es asfixiante ser tan posesivo, francamente le entiendo a él, porque yo también era algo así, aunque nunca sobrepasé límites de respeto y derechos humanos. Es infrahumano. Decídete. Haz algo. Aunque sabes qué: no lo harás, porque ese es tu juego. Quieres mantenerme ahí para llenar tus vacíos, y tus huecos. Juegas al despiste, juegas a la indiferencia, pero en el fondo, te encanta que estén pendientes de ti. Déjame vivir libre, si no quieres realmente amarme. En realidad, eres tú quién me ata a ti, yo a ti no. Yo lo tengo muy claro. Francamente, quiero que vivas, pero también quiero vivir yo. Déjame ir. Déjame avanzar. No prosigas con esta tortura mutua, que pareces masoquista. Vive y deja vivir. La gente cambia. Te voy a dar un consejo que me dieron hace muchos muchos años, cuando era una niñata: EVOLUCIONA. NO TE NIEGUES A CAMBIAR O NO CAMBIES, PERO SÍ MEJORA. SÉ LA MEJOR VERSIÓN DE TI MISMO. APRENDE DE  UNA VEZ Y MADURA.

No te lo tomes como una victoria. Hace tiempo que te derroté y fuiste tú quién se ejecutó a sí mismo. Yo no siento nada por ti, más que lástima, así que ríndete de una vez y ten dignidad. El amor no se obliga, no se ruega, no se compra, no se somete. ¿Tú qué sabrás del amor?

 

En Las Palmas de Gran Canaria, a 14 de enero de 2016.

LIBERTAD CADENASROTAS

La extraña fragilidad del mañana

Estándar

La extraña fragilidad del mañana

 

 

Sí, es etérea, frágil, casi como un suspiro. Apenas se va dibujando mientras caminas, pero se borra cuando retrocedes, pero sabes que sigue ahí. En el equilibrio del tiempo que se pelea en la carrera de la vida por no perecer antes de su momento.

Lo intentas. Intentas seguirle el ritmo, pero a veces te sobrepasa. Ya lo sabes casi todo, y en realidad, aún te queda mucho por aprender.

Has visto el lado oscuro de las personas y la vida y sigues viendo aún la belleza en otros. Y te emocionas, aún ante tanta impasividad, tanta frialdad, esa gélida cara del aburrimiento, de la envidia, de la crítica. Sientes, sí, sigues siendo tú. Esa sensibilidad tan frágil como el tiempo, tan grande como la experiencia en la vejez, tan sencilla, siempre sencilla en su forma de presentarse y, a la vez, eres volcán, que se desborda en emociones cuando la vida te pega duro, y te toca la piel más fuerte que la caricia del amante.

Sigues ahí, después de tanto tiempo y me pregunto: ¿Por qué? Liberé mis demonios, me liberé de todo y de todos, ahora soy libre. Amo quién soy y lo que soy, me siento hasta orgullosa de ser la persona llena de cicatrices que hoy soy. Frágil y dura como el diamante más puro. Esa bella gema de la realidad, esa rara avis en la que me convirtió el mundo y la vida. Tan extraña, incluso para mí, tan conocida y a la vez tan desconocida y tan incomprendida. ¿Cómo es posible esa dualidad?

Y pasan las décadas y te vuelves más sabio, más serio, más sereno, más humano, en proporción inversa a algunas personas, que se vuelven más duras, más insensibles y más inhumanas. Y sigues pegándole duro a la vida y ella sigue golpeándote, pero ella no sabe que yo era la jugadora más resistente del balón prisionero. La pobre no se ha enterado todavía, después de tantos años. No sabe que lo que ha renacido muchas veces puede morir, porque la vida es frágil, pero que al final del cambio, su fuego interno la revive. La trae de nuevo a esta frágil existencia, en una carcasa efímera, que se afea y que envejece cada día un poco más y que al final quedará reducida a polvo. Si no lo sabes, la vida es algo temporal, después quizás la energía vital se fusione con el Universo y cree de nuevo vida. La vida te reclama. Sal a vivirla. Intensa siempre.

En Las Palmas de Gran Canaria, a 29 de marzo de 2016.

fragilidad