SENSACIONES DEL RENACER

Estándar

Sensaciones del renacer

 

¡Qué amargor tiene la vida a veces!

¡Cuánta gente sin razón, sin corazón!

¡Qué loco está el mundo,

que gira sin sentido hacia su destrucción!

 

Y los muertos reviven,

los vivos no saben vivir o no pueden o no les dejan.

¡Qué injusto este mundo cruel!

¡Qué lamento más solidario!

Y en las noches de fiestas se oía un clamor al viento…

Y el ciprés susurraba palabras de miedo y muerte.

 

Y la rueda sigue girando,

buscando destinos impuestos,

vidas sin amor, dolor y sangre y mucho odio y temor.

Y el mundo pasaba hambre y sed de justicia.

 

Y en estas fechas los esclavos claman libertad

y demandan menos cadenas y más pan y una vida digna.

Solo el crucificado fue capaz de darles sosiego y paz,

solo él habló por ellos

y lo colgaron

y clavaron a una madera

un día muy señalado.

¡Qué injusto el destino de los buenos

y las victorias de los malvados!

 

Y el mundo al revés hacia pasar a los lobos por ovejas

y al rebaño por idiotas.

Y el mundo fue infeliz en la derrota y victorioso en la lucha.

Porque la vida es eso: luchar, fracasar y, finalmente, triunfar.

 

En Las Palmas de Gran Canaria, a 26 de diciembre de 2015.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s