Archivos Mensuales: febrero 2014

¡Buenos días, princesa!

Estándar

¡Buenos días, princesa!

Cómo hablar de enfados y cabreos cuando quiero cantarle a la belleza. Por muy feo que sea el mundo, siempre hay una nube con bonita forma, una sonrisa que me alegre el día, un olor que me agrade, un gesto tierno, un te quiero en el momento oportuno, y un inmenso placer de vivir los buenos momentos. Por muy dura que sea la vida, siempre hay algo grandioso en ti y en mí que me hace sentir especial. Si canto me salen gallillos en ese tono de voz y ahora me pides no que escriba ni que cante a la belleza sino que dibuje lo feo y francamente, he visto tantas cosas feas pero nunca me he fijado en su forma, en su apariencia, lo feo no me atrae, lo bello enamora. Pero esa belleza tan subjetiva y personal que tiene uno en sus entrañas, no la que nos venden en las revistas ni en la televisión. No es imagen, es candor, es educación, es saber estar, es elegancia, es humor, simpatía a raudales, es un guiño cuando me miras, es esa complicidad que resulta hermosa de un buen amigo o amiga, es una larga conversación donde se tocan todo tipo de temas, algunos humanos y míseros y otros muy agradables o incluso cultos. Es paladear ese postre que es la vida, unas veces con amargor y otras con una dulzura que casi empalaga, es buscar el equilibrio en lo sano, lo raro que también considero bello, lo fuera de norma, pues yo en este mundo no encajo, es buscar siempre la originalidad, la creatividad, la expresión correcta, las mejores palabras expresadas con emoción y sinceridad, es amarse con virtudes y defectos, es ser auténtico y único, ser tú mismo. Todo eso es bello. Como en la vida es bella, solo queda decirme al mirarme al espejo cada día: ¡Buenos días, princesa!

En Las Palmas de Gran Canaria, a 26 de febrero de 2014.
losespejosrotos
Portada de mi ebook recientemente publicado.

Anuncios