Archivos Mensuales: diciembre 2013

Los números de 2013

Estándar

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2013 de este blog.

Aquí hay un extracto:

Un teleférico de San Francisco puede contener 60 personas. Este blog fue visto por 1.400 veces en 2013. Si el blog fue un teleférico, se necesitarían alrededor de 23 viajes para llevar tantas personas.

Haz click para ver el reporte completo.

Anuncios

PIRATAS

Estándar

PIRATAS

Llegaron Barbarroja y John Silver a mi vera a contarme su historia. Los corsarios de Europa competían con los piratas caribeños por un botín en Ultramar. Canarias era el epicentro, objetivo durante siglos del pillaje, enclave estratégico en su camino a Indias y en su comercio con África. Por estas tierras asomaban sus narices y sus heridas y cicatrices de guerra aguerridos hombres de mar. Aún en lo contemporáneo, en épocas modernas, seguían habiendo piratas, ladrones de ideas, de voces, que pillaban todo lo que podían vía Internet o vía material, pero que rapiñaban cual aves rapaces todo lo que olía a oro, lo que sus muelas masticaban con salivosa dentellada y hacía que vibraran sus dientes ante el chasquido del rico metal, oro o plata, según fuera el botín de valioso. En su país consideraban que era de tontos si no lo hacían, pues la corrupción campaba a sus anchas por todas las venas de la política, empujada por el poder económico y el puro interés. No había patriotismo en nada de aquello, solo intereses más o menos justificables, que hacían de la vida de esos piratas un vergel y la de sus víctimas un infierno. ¿Qué más daba si a ellos no les afectaba el pillaje? La mentalidad imperante consistía en pensar que si a ellos no les afectaba todo estaba justificado. ¡Ah, cuánto daño había hecho Maquiavelo con su máxima! Fuerte majadería la de estos carroñeros, que buscaban sus víctimas entre lo más lucido y lo más bello, para acabar destruyendo toda belleza y talento a su paso, que atesoraban en su propio beneficio y luego justificaban con miles de mentiras que solo estos burdos y zafios rufianes podrían creerse y los demás idiotas que les reían las gracias. La piratería desde Argel o Berbería también estaba a la orden del día, ya que era un fenómeno mundial. Tan gran logro para tamaña hazaña que hasta los bardos la cantaban una y otra vez, con más o menos acierto, pero deformando la realidad y la historia a su conveniencia. Pues bien sabido es que la Historia la escriben los vencedores.

¡A toda vela y en marcha!¡Adelante!

CONTINUARÁ.

En Las Palmas de Gran Canaria, a 29 de diciembre de 2013.

Sueño con estrellas

Estándar

SUEÑO CON ESTRELLAS

Sueño con estrellas;
miro arriba con curiosidad,
no veo más que sombras.

Adivino que allá debe haber algún brillo.
Lo estelar solo sucede una vez en la vida,
cuando adivinas que las maravillas del Universo
son como las del mundo grecolatino,
proezas de los grandes hombres.

En el cielo las nubes ocultan la electricidad estelar.
Solo la amiga Luna me mira,
sonríe con su cara redonda y blanca,
y me pica el ojo cual coqueta solitaria.
Su compañero el Sol luce cada día sus mejores galas.
Ella es dama nocturna y serena,
él, arrogante caballero diurno
que la visita a destiempo.

Luna y Sol rodeados de estrellas,
pareja genial de dioses de la Naturaleza.
Así, divina apariencia, divino culto ancestral,
nos acompañan desde el albor de los tiempos,
alumbrando nuestros caminos día y noche,
amigos de la inmensa compaña del Universo.
Sueños de los desvelados y los durmientes
que entre estrellas quieren caminar
iluminados por el Tiempo y el Espacio.
Allá donde quiera dejar volar mi imaginación,
ocuparán hueco los que inspiran estos versos.

Mal sereno, no alumbres tantos sueños,
no me aconsejes mal viejo amigo que ves pasar siglos.
No me cuentes cómo fueron los otros tiempos,
cual recuerdo de una persona cuerda,
porque solo los locos aman con el corazón de las estrellas,
aquella que ilumina mi Norte cual vela del destino.

Navega el barco por ese espacio frío y trémulo
que deja ver la candela estelar,
la que una noche tuviera y de día perdí por mala fortuna.
No seas cruel censor, mi enemigo el Tiempo,
que enmudeces a los amigos y envejeces mi seño,
hoy fruncido ante tanto malestar.
Ciega y ensordece a los tontos,
para que no juzguen lo que no deben,
y deja que mi vida sea larga y placentera,
sin dolor, sin pena, sin el amargor del que prueba el licor sin miel.

En Las Palmas de Gran Canaria, a 29 de diciembre de 2013.

A Sor Carmen e Himar

Estándar

Hoy no es un buen día. Cuando uno cae en la enfermedad sus días se vuelven más grises, más tristes. Aquella amiga del alma, rica en espiritualidad, hace tiempo que nos abandonó y yo sin saberlo. El ave blanca, cual paloma del Espíritu Santo, se posó sobre ella cuando joven y entrada ya en años el miedo a la vida la atrapó y se dejó llevar por la comodidad de una cama confortable y una buena comida. Una enfermedad común, que a una joven no hizo más que postrar y debilitar, se la ha llevado, a esta alma jovial y pura. Una mujer cariñosa y sonriente que será siempre eterno recuerdo en los corazones de quiénes la conocieron. Mi querida amiga cibernética, tan sabia, que hasta la informática dominaba pese a sus entrados 80 años, que me enviaba esas sentidas palabras, esos preciosos power points guardados con cariño, era ley de vida que algún día pasará, incluso cuando supe de tu enfermedad sabía que partirías en breve, pues tu salud era frágil. Ya me lo esperaba, lo que no sucedió con el otro amigo de mi edad. Eso fue un golpe inesperado. La vida juega a la pelota con nosotros, nos la devuelve, nos la quita, la aprisiona como en el balón prisionero, juega con nosotros como peones de una tabla de ajedrez; a unos los coloca más cerca, a otros estratégicamente para realizar contigo y con ellos la gran jugada, la de la vida, ese amplio muestreo de la paleta de colores del pintor del Universo, y uso este lenguaje porque era lo que ella creía, aunque no lo comparta. Alguien lo pintó todo al principio, fue una partícula, fuera energía, era Vida, y con ella llega necesariamente la ausencia de ella, lo inerte, lo feo, la muerte, ese cruel censor que aniquila por igual, a unos antes y a otros inesperadamente o previsiblemente, porque es la ley, así se hizo el mundo, así es la realidad. Hay reyes, caballeros, torres o fortalezas imbatibles o que caen presas de algún caudillo o cacique, y peones, muchos peones, humildes hijos de este mundo, que vivimos o sobrevivimos como bien podemos, intentando hacerlo con dignidad, a veces con más o menos fortuna, quizá cegados por la divinidad o despistados por la creencia de que no existe más que una fuerza superior, la ley natural. La vida aunque suene raro es amiga de la muerte.

D.E.P. SOR CARMEN GARCÍA UMPIÉRREZ 30-11-2013
D.E.P. HIMAR SANTANA OJEDA 17-12-2013

En Las Palmas de Gran Canaria, a 23 de diciembre de 2013.

Lanzamiento de mi primer ebook: “Los espejos rotos” en Amazon

Estándar

Queridos internautas,

Podéis comprar mi ebook por Navidad por un módico precio en amazon con el título de Los espejos rotos. Descárgate la aplicación para verlos en Kindle y podrás leerlo también en Ipad. Pincha en este enlace para comprarlo:

http://www.amazon.es/Los-espejos-rotos-Mar%C3%ADa-Isla-ebook/dp/B00HBW2DDM/ref=sr_1_5?ie=UTF8&qid=1387202654&sr=8-5&keywords=Los+espejos+rotos

¡Felices Fiestas!

Compra cultura por Navidad.

Gracias por leerme.

María de la Isla

losespejosrotos

MATERNIDAD

Estándar

Es un grato sentimiento,
que me recorre cuando le miro.
Tan pequeño y tantos dolores que me dio.
Y cuando lo tuve en mi pecho,
rozando su cuerpo con el mío
una gran emoción lacrimosa me inundó.

Le he visto crecer,
le fui cuidando desde lo más tierno, lo más frágil,
hasta sobresalir unos palmos
y corretear alegre y sanamente
a mi alrededor,
agarrándose de mi mano o de mi falda
como si fuera mi satélite.

Aprendió conmigo jugando las primeras letras,
le enseñé a relacionarse,
a reír, a llorar cuando debía, sin reprimir sus emociones
y fue feliz, porque su sonrisa me iluminaba el día
y hacía que el duro devenir fuera más suave y dulce si le miraba.
Y por él luchaba, porque tenía un motivo para seguir adelante,
alguien que me necesitaba, que me amaba incondicionalmente.

Pasaron los años y le seguí de cerca,
no le quitaba ojo de encima,
siempre atenta a sus necesidades:
comida, bebida, aseo, ropa, educación.
Creí necesario darle un sentido a su vida
y le enseñé a vivir, a convivir, a luchar,
a superarse, a creer y conmigo aprendió los valores que guiaron siempre su vida.

En Las Palmas de Gran Canaria, a 8 de diciembre de 2013.

Mi twitter: historiassurreales

Estándar

Hola amig@s,

Sí, también estoy en twitter y es una experiencia que me hace sentir viva y me hace disfrutar de lo breve, pero si breve dos veces bueno. Mi cuenta de twitter se llama historiassurreales y se escribe así: @historiassurrea

Espero que puedan seguirme si les apetece. Sabrán algo más de mí por esa cuenta. Si quieren compartimos también esa aventura.

Un abrazo para tod@s,

La de siempre.

El calor de la Navidad

Estándar

El calor de la Navidad

Hace muchos años que no siento ese calor, ese aroma a canela, ese aire fresco y el cielo nublado y la nieve en la cumbre. Ese ambiente en las calles de calor humano, de mucho ajetreo y muchas compras, ese chocolate caliente con churros o simplemente un suizo sobre mi mesa, aún bien caliente, que acojo entre mis manos para darles calor, ese que me arrebata el invierno. Esos abetos artificiales con sus bolas de colores y los regalos debajo de él hasta que llegan los reyes y de nuevo la ilusión infantil por alguna sorpresa. ¿Qué más da que me digan que es cosa de niños o de marketing? Un buen libro sobre mi mesilla de noche, una manta y una película, una infusión de hierbas aromáticas que me relaje para dormir y tener sueños vívidos. Vivir ese calor de la Navidad, época triste y alegre a la vez, de reuniones, de jolgorio, donde existe el alto ideal de familia, un sueño para algunos. Hacer con cariño y esmero aunque tardes horas una cena diferente, algo distinto al año, sin grandes lujos, pero especial, no por celebrar natividades sino por celebrar la familia, oír villancicos como si no hubiera más música celestial que esa y felicitar de todo corazón a los pocos amigos que aún se quedan en tu vida pese al paso de los años y los errores cometidos, siempre fieles. No tiene precio para mí más que el del mucho valor que le doy al calor de la Navidad, esa sensación y sabor a roscón de vino, a peladillas, a turrones, a polvorones, a pata de jamón serrano, todos juntos como si de una cornucopia se tratara, todos dones de la Navidad. Es su luz la que me guía cuando escribo eso, es su luz la que debería guiarnos el resto del año.

En Las Palmas de Gran Canaria, a 3 de diciembre de 2013.
reflexion-para-navidad