Un corazón late

Estándar

Un corazón que late sin sentido,
que va de acá para allá,
un corazón errante,
que busca algo y mira más allá.

No descansa más cuando duerme
y dormido parece siempre,
¿no padece ni siente ya?,
se preguntan los pueblerinos.

Ciego anda entre tinieblas
con una linterna que se apaga a ratos.
Quiere coger algo en la penumbra de la mañana
pues al frente se divisa un tímido rayo de Sol,
sin embargo las sombras le arrebatan el gesto
llevándolo de nuevo a la caverna del dolor.
Sale buscando aire, pobre corazón,
y esconde entre sus dedos aquel fino hilo dorado,
el que un día le diera luz.

En Las Palmas de Gran Canaria, a 30 de agosto de 2013.

Anuncios

»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s