La mirada de la Gioconda

Estándar

La mirada de La Gioconda
El fino lienzo de un pintor un día acertó a mostrar una mirada. Sombreada con esmero y certero pulso aquellos ojos miraban al espectador como si un enigma intentara averiguar. Aquello que estaba al otro lado era la realidad, lo que estaba en el lienzo era si cabe otra realidad distinta, la de la naturaleza de un cuadro. Muchas miradas se posaron durante años en él intentando averiguar hacia dónde miraban aquellos ojos sin saber que aquellos eran los míos. Miraba al fondo de las almas para averiguar quién fuera de aquel u otro modo, intentando encontrar el amor en sus pupilas, pero lo único que parecía aparecer en ellas era la curiosidad y el gusto de poder observar sin ser llamado, puesto que un cuadro hedonistamente tiene un fin, ser observado, escrutado y juzgado. Así sentía clavar sus miradas en mis ojos cada día que pasaba hasta que un día la mirada se volvió triste, agotada y cansada y solo quería dormir y olvidar aquella otra realidad llena de sombras.

En Las Palmas de Gran Canaria, a 12 de agosto de 2013.
images

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s