MATRIX

Estándar

MATRIX
Ella soñaba en verano que los días pasaban sin miedo, sin dolor, sin penas, sin amarguras y nunca dejó de soñar que el mundo era mejor de lo que veía en los telediarios. Vio murallas derribadas en sus sueños, vio gente sonriendo, gente feliz, sin máscaras, que abrían los ojos ante un mundo que era maravilloso, sin guerras, sin hambre, sin dolor, sin pobreza, sin marginación. Sí, ella lo soñaba y cuando soñaba todo parecía real. Rebuscó entre sus recuerdos momentos de felicidad: unos caramelos de nata de su abuelo muerto hace muchos años, canciones cantadas en un inglés que solo ella entendía, juegos con amigas de la infancia que ella inventaba, tardes de sábado viendo la película con su padre y los dibujos animados que echaban antes en la tele y las tardes con sus primos en el Sur de la isla. Todos recuerdos felices, de complicidad infantil, de sencillez, sin complicaciones, sin mentiras, todo era simple, el mundo no era el mismo que después conocería. En sus sueños de adulta vio como La Luna caía a sus pies destrozada de un cañonazo de realidad y despertó y el mundo no era lo que ella soñaba. Algo debía ir mal.

En Las Palmas de Gran Canaria, a 15 de julio de 2013.
10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s