Corazón compatido

Estándar

Estimados internautas,

 

aquí va una reflexión sobre el amor y los corazones que está inspirada en un texto de un compañero de letras, Moisés Morán, que tiene otro blog: El patio de los cangrejos. Es algo autobiográfico y espero que les guste:

 

Hay corazones que no se venden ni se alquilan, sin embargo, algunos los roban, otros los secuestran y otros los piratean. Los corazones dormidos llegan a ser hasta ofensivos y su indiferencia hiere a los corazones despiertos. Su inactividad muestra claramente el daño que puede ocasionar casi no tener corazón con otras personas.

No supe nunca por qué ese hombre quiso comprarlo, pero yo no se lo vendí ni alquilé, sin embargo, el gran amor de mi vida me lo pidió prestado y a él se lo ofrecí y entregué gratuitamente, generosamente, porque fue un corazón compartido, yo el de él y él del mío. Todo era nuestro, todo era suyo, todo era mío. En la pasión de los corazones ardientes, por desgracia, algunos se queman y agotan todo lo que queda de amor en ellos, porque el amor es la juntura que los une. O bien, no lo agotan y algo queda, lo suficiente para construir otra cosa. Al separarlos una cicatriz mediana se instala, traicionera, en su lado derecho e izquierdo, mutuamente, dejando ver lo que las unió en un momento dado. El amor se convirtió en amistad un día sereno.

 

En Las Palmas de Gran Canaria, a 13 de junio de 2012.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s